01/02/14

Ya casi se esconde el sol.
Al menos por hoy.
El cielo se pinta, lo pintan.
Para mi.

Desde lejos recuerdo 
lo que guardo.
Cerca, tan cerca.
Esos mágicos atardeceres
Con los dos.

Serian los últimos…
Mágicos y últimos.
Intento recordar mejor
Porque olvidar sería como
Agonizar.

El dolor que traen
Los recuerdos
Lo atesoro.
Es lo que queda.
Es mi cosecha.

Intento inútilmente
No vaciar mis ojos
Del interminable diluvio
Que me alcanza
A diario.

Mañana quizás
No esté presente
Al extrañarlos.
A veces se asoma
Hasta una sonrisa.

Y a veces incluso
aflora la alegría.
Haberlos tenido
y recordarlos
De cualquier manera
Es mi presente.

Un regalo del pasado
Que al fin guardo,
Que al fin ansío.

Pensándolos Desde Aquí

Pensándolos Desde Aquí

5 de enero 2013

Esta profunda ausencia
Cuando me doy cuenta de que me faltas Gael.
Y de que tu… también me faltas Noah.

Este abismal dolor de intuir
que una parte de mi, ya no está.
Ni regresará, jamás.

Este desconsuelo irreverente
Que me conforma, desde aquel día
En enero, que partieron.

El tormento de este vacío
Que dejaron me impide a veces,
Hasta respirar.

Es como un lamento que no cesa
De cuestionarme con susurros al oído
Interrogantes, que no tienen respuestas.

Me doy cuenta de que me faltas Gael.
Y me doy cuenta de que tu… también
me faltas Noah.

Este inquebrantable vínculo
Que siempre siento mío.
Tan cerca, y tan lejos todavía.