Recuerdo a Mis Hijos Porque Quiero

“Recuerdo a mis hijos porque quiero.

Eso no me hace ser una persona triste, ni infeliz. Yo estoy viva. Ellos no. Lo sé, y lo acepto. Me gusta mi vida. La disfruto cada día y lo seguiré haciendo mientras tenga energía.

Yo rio, canto, salto, vivo una vida plena. Me faltan dos pedacitos de mí, pero he aprendido a vivir sin ellos. Me considero una persona afortunada.

Utilicé mi pasado como trampolín para saltar a la vida, y por hablar de mis hijos no me quedo en el sofá de la muerte. Cuando los nombro, los honro. Hay quien no lo comprende, pero no me importa. Gracias a ellos entendí que hay mil y una maneras de vivir, y yo me quedo con la mía. Con la que he elegido. Siempre elegimos. Yo no elegí que ellos muriera, pero elegí volver a ser feliz. Elegí aprender. Elegí salir a flote y seguir adelante con mi camino.

La muerte acaba con la vida, no con la titulación maternal. Esos pequeños seres fueron y serán mis hijos para siempre. El amor no entiende de distancia.

Recuerdo a mis hijos porque quiero. Y los seguiré recordando mientras mi corazón lata, y sospecho que latirá hasta que me muera.

Nada ni nadie matará su recuerdo. Me encargaré de ello. Y no lo haré ni con rencor ni dolor, lo haré por amor. Por el amor ese que surge de manera espontánea al saber que estás embarazada y que una vez que invade todo tu ser, ya es imborrable para siempre.

Noah y Gael son mi fuerza, mi energía, mi catapulta hacia la esencia de la vida.

Por mucho que me insistan. Por mucho que no lo entiendan. Por mucho que les suene raro… Los recordaré siempre, para no olvidarlos nunca.”

-Adaptado de Noelia Sánchez para su hija Cora.

 

320096_10150354845188167_1432959392_n