Volver a Ser Tan Frágil

Advertencia para mis queridos lectores: Yo estoy bien, muy bien. Me atrevo a decir que todo lo que estoy sintiendo es “normal” dentro de lo que se le puede llamar “normal” a un embarazo después de una, o como en mi caso dos pérdidas. No hay dos duelos iguales ni manera ni tiempo apropiado para el dolor y el miedo. Este nuevo bebé me ha hecho inmensamente feliz y no quiero que se mal interprete nada de lo que dejo ver de mi corazón con estas letras. Aprecio sus palabras de apoyo pero no necesito curas, “exorcismos” ni soluciones para algo que estoy manejando a mi manera y dejando fluir, como pienso que debería. ¡Gracias por su comprensión!

Mañana cumplimos un mes de habernos enterado de la existencia de nuestro muy amado bebé arco iris. Casi dos años y un mes después de la muerte de Noah y Gael nos llega esta otra pequeña (gran) luz. Un mes de saber y vaya montaña rusa ha sido. No se si es posible que se mezclen sentimientos mas opuestos en alguna circunstancia similar. Debo admitir que ha sido agotador. A veces es inmensa alegría seguida por profunda tristeza. Coraje, valor que pasa a ser en segundos terror. Enorme ilusión que en un abrir y cerrar de ojos se convierte en melancolía y quebranto.

Mi vulnerabilidad de nuevo completamente expuesta.

Durante el día mantengo la guardia bastante bien. Intento llenar mi mente de pensamientos luminosos y radiantes. Todo está bien. Todo esta bien. Todo va a estar bien. Me repito a mi misma. Pero es cansado. Agotador en realidad. Llega la noche y estoy exhausta. Me duermo fácilmente pero supongo que no logro mantenerme vigilante lo suficiente. Bajo la guardia para descansar.

Entonces llega el momento donde despierto bañada en sudor y llanto. Intentando que no invada mis sueños la oscuridad que me rodea, realizo que me falta el aire y el miedo me abraza. Le permito abrazarme porque he peleado con el todo el día y estoy destrozada. Me permito sentirlo porque, a pesar de la luz que llevo dentro, no encuentro luz a mi alrededor, ni ruido o distracción alguna. Solo ese silencio ensordecedor que acompaña mis noches desde que me falta el llanto de Noah y Gael en medio de ellas. Me permito palparlo como la parte mía que es. Decide tocar a mi puerta, lo dejo pasar, nos sentamos frente a frente. Ya somos amigos. Así nos encontramos mi fiel compañero y yo. Sobre todo en las noches.

Después de un rato me pongo a orar o empiezo de nuevo a discutir con el para que se marche hasta que me deja dormir en paz. Es solo un rato, de las 24 horas de mi día es relativamente poco el tiempo que le permito visitar.

Hoy me di cuenta de que lo mismo que estoy haciendo con el miedo es lo que debería de hacer con la alegría pero a la enésima potencia. Permitírmela. Es tan solo justo que si me permito el miedo haga lo mismo con la ilusión y el gozo. A veces por incertidumbre o ansiedad me detengo antes de darle paso y ya he decidido que no más. Voy a dejarle el camino libre, tengo que. Aunque puedan pasar mil y un cosas malas, así también están pasando las buenas, así que dejo que me invada la emoción de absolutamente todo lo hermoso que es volver a ser así de vulnerable.

Volverle a abrir las puertas al temor, a la alegría, al dolor, al amor. Volver a ser así de frágil.

Decido permitir que la alegría me inunde, posibilitar que la luz me rodee, consentir que el amor me llene. Cada día, cada hora, cada minuto de mis 24 horas del día. Les permito ser. Estar. Llenar. Desbordar.

Desenfrenadamente las dejo introducirse de nuevo en mi corazón y poseerme. Las incorporo como parte de mi, les doy más derechos que al miedo. Duren lo que duren es tan solo justo permitirles ser lo que son mientras estén.

Alegría, Luz, Amor… miedo, incertidumbre, ansiedad.

Acepto anuente abrazar mi vulnerabilidad, y todo lo que en ella se encierra.

4 comentarios en “Volver a Ser Tan Frágil

  1. Te admiro!!! Basta decirte que es válido que sientas ese miedo, esa incertidumbre y a la vez ese profundo amor que se siente en tus letras… Te envio un calido abrazo a la distancia… Todo va a estar bien!!!

  2. va a ser parte de aqui a que terminemos maripily, aunque lo evitemos todo el dia solito llega sin tocar la puerta, yo tmb me he contenido pero cuando llega, llega de golpe y sin avisar, todo lo contenido tiene que fluir, el otro dia desoues de semanas de aguantarlo me solte como bebé llore y llore, no podía mas, me angustia que el bebé sienta tantas cosas con ganas de protegerlo de estos sentimientos…. si, yo tmb estoy embarazada, ya de 12 semanas!… abrazo grande u mucha fuerza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s