Tus Ojos Vieron Mi Cuerpo En Gestación

El Salmo 139.

Eso era lo que yo recitaba cuando estaba embarazada de los gemelos cada vez que tenía miedo. Cuando tenía 12 años lo aprendí de memoria en una campamento cristiano y todavía lo tengo grabado en mi mente y en mi corazón. Puedo recitarlo dormida. Era lo único que se me venía a la cabeza en esos momentos cuando me paralizaba el miedo. Estando internada en (el infierno) ese hospital debió de haber pasado por mi cabeza unas 100 veces. Sin exagerar. Porque no dormía nunca y desde el 3 de enero que entré (al infierno) hasta que me dieran la trágica noticia pasaron unas 48 horas.

En estos días algo ha cambiado dentro de mi. Algo que hace que logre recordar detalles que había bloqueado de tanto dolor que manejaba, el corazón solo puede procesar cierta cantidad. Al menos el mío. El resto de recuerdos los bloquea hasta que el sienta puede con ellos.

Es algo como la memoria selectiva pero un Procesamiento Selectivo del Dolor.

Hoy decidí sacar todo lo que no uso de mi cuarto, este tipo de limpieza suelo hacerla cada fin de año, pero el año pasado no tenía ánimo y no lo logré porque se acercaba el primer cumpleaños de Noah y Gael así que me di permiso de no acomodar absolutamente nada.

Con costos lograba salir de la cama cada día, no podía pensar en limpiar.

Hoy al ponerme a acomodar, con un poco de paz que me ha llegado del cielo, encontré de todo: fotos de ultrasonidos, donde ellos estaban vivos ❤ ❤ certificado de nacimiento, certificado de declaración de defunción fetal (de Noah), certificado de declaración de defunción (de Gael), recibo de dinero de Jardines del Recuerdo por la inhumación de Noah y Gael Castillo Araya, sus libros de nacimiento. Lloré. Mucho. Claro que lloré. Imposible no hacerlo.

Hace pocas semanas fue que recordé lo del Salmo 139, creo que en mi negación de que mis oraciones no fueron contestadas lo había olvidado.

Memoria Selectiva.

“Tú creaste mis entrañas;
me formaste en el vientre de mi madre.
¡Te alabo porque soy una creación admirable!
¡Tus obras son maravillosas,
y esto lo sé muy bien!

Mis huesos no te fueron desconocidos
cuando en lo más recóndito era yo formado,
cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido.

Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación:
todo estaba ya escrito en tu libro;
todos mis días se estaban diseñando,
 aunque no existía uno solo de ellos.”

“Todo Estaba Escrito Ya En Tu Libro.” Por más oración, por más fe, por más que yo recitara un salmo tan hermoso dentro de ese horrible hospital. “Todos Mis Días Se Estaban Diseñando, Aunque No Existía Uno Solo De Ellos” ¿Es casualidad que yo recitara este salmo que aprendí desde los 12 años unas 100 veces mientras que uno de mis hijos moría en mi útero?

Si alguien hubiese tratado de hacerme ver esto hace un año estaría tan enojada con ellos todavía.

Pero el Procesamiento Selectivo del Dolor,
Hoy me permite. Procesar.

Esta Verdad.

PicMonkey Collage Noah y gael

2 comentarios en “Tus Ojos Vieron Mi Cuerpo En Gestación

  1. Hola Maripili…. hasta esta semana comencé a leer tu blog… el.cual me ha llenado de tantas emociones que siento q estoy alli contigo… talvez nunca nuestras vidas se crucen ahora pero quiza debieron…. solo quiero decirte q aunq existan mil personas alla afuera podras.contar con muchas las cuales no te quiten el.dolor q sientes pero quizá te ayuden a sobrellevarlo….
    Tenes mi apoyo y mis oraciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s